sábado, 13 de enero de 2018

Paisajes nevados.

Primera entrada del año viendo paisajes nevados.




La nieve fue la protagonista de los primeros días del 2018 y extendió su blancura por muchos lugares: carreteras, pueblos, callejas, escaleras, campos y ciudades. 




















Algunos se pusieron a tiritar al sentir la frialdad del cuerpo calado, otros se quedaron atascados en las cunetas y los más osados se divertían echando batallitas con las bolas de nieve.


Después de la tempestad llega la calma y una buena forma de calentar el organismo es meterse un buen cocido para el cuerpo. Cada cuál elige el que más le convenga:
cocidito madrileño, montañés o gallego.

Esperemos que se cumpla el refrán:
"Año de nieves, año de bienes"

domingo, 31 de diciembre de 2017

Otra Nochevieja.

Último día.
Última semana.
Último mes.
¡Que te vaya todo bien!


N oche
O bscena tras la cena.
C anapés
H elados
E nsortijados y crujientes.
V elas
I luminadas.
E mpujones festivos.
J olgorio al por mayor.
A diós.

martes, 26 de diciembre de 2017

Frases, visitas y cumpleaños.

Época de frases para felicitar,
tiempo para ir de aquí para allá.
Comilonas desmedidas en entorno familiar,
tiempo de compras compulsivas
en cualquier centro comercial.

Un asado en la cocina
unas brasas en el lar.
Estridencias de bocina,
otro brindis en el bar.

Es tiempo de agradecer
 y compartir con los demás.

¿Te atreves a poner
una frase de Navidad?




P.D.  Cuando puedas visita mi otro blog (Diario del entrenador soñador) que ha sido su cumpleaños y diez añitos cumplió.

jueves, 21 de diciembre de 2017

El último atardecer de otoño.

Pasó el último atardecer otoñal, y eso me hace recordar otros atardeceres que vi pasar durante el año que se va.

 En la playa.


En la ciudad.


Y a partir de ahora, me pondré a observar el nuevo atardecer invernal.

¡FELIZ INVIERNO!

domingo, 10 de diciembre de 2017

Por las cuestas de Candelario

Seguramente habrás hecho algún viajecito en este atractivo puente de diciembre. Nosotros también dimos una vueltecita por la provincia de Salamanca. Me quedo con un vistoso pueblecito que será el protagonista de esta entrada.


La villa de Candelario se escalona en la ladera de la sierra de su mismo nombre, lo que hace inevitable que su entramado callejero sea complicado, con las calles principales en el sentido de la pendiente y las callejas secundarias transversales a las anteriores. Esta falta de horizontalidad confiere a sus rincones un sabor y una estética especial lo que provoca que el paseo por el interior de su casco urbano sea cansado, pero siempre relajante y placentero.

Esta estética tan especial y el hecho de ser uno de los núcleos mejor conservados de la provincia, le mereció la declaración en 1975 de Conjunto Histórico-Artístico.

Sus callejas estrechas y empedradas son recorridas por sus conocidas regaderas (canalillos de agua cristalina recogida de las nieves de su sierra ) con curvas y recovecos que sorprenden al visitante que se adentra en ellas.


Batipuertas

Uno de los elementos más curiosos y fácilmente reconocibles de la casa, que llega a singularizarla, es la batipuerta que protege su acceso desde el exterior. Con ese nombre nos referimos a la media puerta que antecede y protege a la propia de la vivienda. De madera y con un remate superior variable en su diseño parece reunir diferentes funciones, referidas a este interesado, por los más mayores del lugar, en el trabajo de campo llevado a cabo a lo largo de los años.



Para unos defendía la casa de los rigores climáticos fundamentados en forma de las frecuentes nevadas que se acumulaban en calles y accesos. Para otros permitían airear la vivienda sin temor a que entraran algunas ganaderías de las que merodeaban frecuentemente por las calles de la localidad.


Por último, para muchos, formaban parte del quehacer cotidiano de la casa, permitiendo que desde el interior de la misma, desde el portal, el matarife, pudiera asestar a las reses el golpe definitivo que pusiera fin a su vida e iniciara el proceso de la matanza. De hecho, en algunas de ellas podrá ver una curiosa anilla de hierro y algún gancho, del mismo material por el que se hacía pasar la cuerda que sujetaba a la res, para tirar desde su interior y acercarla hasta la batipuerta, facilitando así el trabajo del sacrificio sin temor a golpes, cornadas o dentelladas.

Las fuentes también son protagonistas del recorrido.



Fin del paseo.
Las farolas se encienden y cada cual regresa al alojamiento elegido.
Cada mochuelo a su olivo.





viernes, 1 de diciembre de 2017

Llegó Diciembre.

Llegó Diciembre,
el último mes.
Sequía en los montes,
noviembre se fue.
Hojas en el parque
como usted puede ver.


El frío en la cara
con cifra redonda.
El cero en pantalla
en plena rotonda.


Llegó Diciembre,
el  último mes.
Regalos en casa,
brillos de papel.
¡Felices Fiestas!
Saludos.
Manuel.

domingo, 19 de noviembre de 2017

El tren de Felipe II





















Este fin de semana tocaba hacer viajecito por el noroeste de la Comunidad de Madrid en un tren antiguo. 

El Tren de Felipe II es un tren turístico que realiza el trayecto Madrid - El Escorial. Inicia su recorrido en la madrileña Estación de Tren de Príncipe Pío y, tras adentrarse en la Sierra de Guadarrama, llega a la Estación de Tren de El Escorial, entorno donde los viajeros podrán disfrutar de la gran oferta patrimonial, cultural, y artística, así como de la gastronomía que ofrecen, tanto el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial como de la vecina  Villa de El Escorial.




Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Tras el recorrido matutino, visitando los monumentos de la localidad, hacemos la parada para la comida y vuelta para casa atravesando el bonito Parque y Jardín de la Casita del Príncipe.